¿Qué es el cáncer de mama?

Es una enfermedad causada por la multiplicación anormal de las células de la mama que forman un tumor maligno.

Es una enfermedad difícilmente prevenible. Los esfuerzos para lograr el control de la enfermedad, deben centrarse en la detección precoz y la implementación de tratamientos pertinentes.

La detección temprana es fundamental con 90% de probabilidades de curación

Se trata de una enfermedad que afecta mayoritariamente a mujeres entre 45 a 74 años.

1º CAUSA DE MUERTE POR TUMORES EN MUJERES

A NIVEL MUNDIAL SE DETECTAN

NUEVOS CASOS POR AÑO

IMPLICAN MÁS DE

MUERTES

EN ARGENTINA SE DETECTAN

NUEVOS CASOS POR AÑO

QUE IMPLICAN MÁS DE

MUERTES EN ARGENTINA

Representa el 17.8% del total de incidencia de cáncer en el país

EN MENDOZA SE DETECTAN

NUEVOS CASOS POR AÑO

QUE IMPLICAN MÁS DE

MUERTES EN MENDOZA

Representa el 33.4% del total de incidencia de cáncer en la provincia

La detección temprana de la enfermedad

Por medio de la mamografía (una radiografía de las mamas), es posible detectar el cáncer de mama en su fase asintomática, cuando todavía la lesión no es palpable, por lo cual, es posible recurrir a mejores posibilidades de cura, con tratamientos menos agresivos que los que se realizan cuando el cáncer está más avanzado.

Los tumores de menos de 1 centímetro tienen hasta un 90% de probabilidades de curación.

Por eso, la recomendación es que todas las mujeres de entre 50 y 70 años se realicen un estudio mamográfico cada dos años junto a un examen físico de las mamas por parte de un profesional de la salud.

Cuando el cáncer provoca síntomas y alteraciones de la mama detectables al examen físico, significa que estamos en presencia de un nódulo palpable, y la enfermedad tiene un grado de avance que requerirá otro tipo de tratamientos más complejos.

En todo momento, la decisión de hacer o no una mamografía es una decisión personal de la mujer, que debe tomarla en conjunto con su ginecólogo/a o con su médico/a de cabecera.

Video

Compartí el video:

Facebook Twitter Google LinkedIn Email

Diagnóstico

Los métodos para la evaluación de una anormalidad en la mama incluyen, además del examen físico realizado por un profesional entrenado, el examen por imagen y eventualmente la toma de una pequeña muestra de la lesión para poder determinar el origen de la misma.

Estos procedimientos aportan en conjunto la mayor certeza sobre si una lesión es benigna o maligna.

Ante una mamografía con una imagen sospechosa de cáncer o bien un examen físico con la detección de una lesión visible y/o palpable en la mama, se deberá proceder a tomar una muestra de la misma (biopsia) que permita definir la conducta terapéutica posterior (tratamiento).

La biopsia consiste en la extracción de células y tejidos para que un médico patólogo pueda observar y verificar bajo un microscopio, si hay signos de cáncer.

La correcta evaluación diagnóstica posibilitará la elección de la mejor estrategia terapéutica.

Tratamiento

El tratamiento del cáncer de mama debe ser realizado por médicos con experiencia en su manejo. Hay distintos tipos de tratamientos para las pacientes con cáncer de mama, dependiendo del estadio (extensión de la enfermedad) y de las características de cada paciente.

Quirúrgico

La cirugía es el pilar fundamental para el control local del cáncer. La mayoría de las pacientes con enfermedad localizada (mama y ganglios), se someterán a cirugía con el fin de extirpar el cáncer de la mama.

Radioterápico

La radioterapia es un tratamiento para el cáncer en el que se usan rayos x de alta energía u otros tipos de radiación para destruir células cancerosas o impedir que crezcan.

Oncológico

Además del tratamiento local (cirugía y radioterapia) existen otras modalidades de tratamientos, que se aplicarán en virtud de las características tumorales y la extensión de la enfermedad (estadio).

Mitos y verdades sobre el cáncer de mama

Si bien la predisposición hereditaria es uno de los principales factores de riesgo, un alto porcentaje de mujeres afectadas por cáncer de mama no tiene antecedentes familiares. Por eso es recomendable realizar los controles periódicos en salud, con un examen físico anual por parte de un profesional y a partir de 50 años una mamografía cada 2 años.
Esto es falso, los antecedentes de ambas ramas de la familia, materna y paterna, son igualmente importantes.
Si bien es cierto que el riesgo de tener cáncer de mama aumenta con la edad (más del 70% de cánceres de mama se producen en mujeres mayores de 50 años) los tumores de mama pueden aparecer a cualquier edad. Por ello es importante consultar ante la presencia de síntomas.
Se pueden hacer cosas para que sea menos posible enfermarse de cáncer de mama: practicar un estilo de vida saludable. Está demostrado que aumentan el riesgo de cáncer de mama la vida sedentaria, la obesidad en la postmenopausia, dieta rica en grasas saturadas y el tabaco, entre otros. Por ende se recomienda: dieta rica en frutas y verduras y baja en grasas; ejercicio físico; no fumar; alcohol: no más de 2 copas/día
El tamaño de las mamas no tiene relación con la probabilidad de tener cáncer.
Es aconsejable utilizar un corpiño que no ajuste demasiado ni comprima los pechos porque esto puede provocar dolores en las mamas o marcas en la piel pero no existe relación alguna entre la ropa interior y el riesgo de desarrollar la enfermedad.
El 75% de casi 18.000 mujeres que son diagnosticadas cada año con esta enfermedad en la Argentina no tenían ningún factor conocido de importancia; muchas de ellas no tienen síntomas específicos. Por eso es esencial el control periódico. En algunos casos la enfermedad se anuncia a partir de algún síntoma como nódulos en la mama, cambios en la coloración o textura de la piel, ganglios axilares duros o persistentes entre otros. Esos síntomas deben llevar a la mujer a la consulta.
El riesgo aumenta si previamente se ha sufrido otro cáncer como de colon o de ovario.
No hay una evidencia científica que demuestre que los anticonceptivos orales producen cáncer de mama en la población sin antecedentes familiares ni personales.
Los antitranspirantes no provocan problemas de salud (a excepción de reacciones alérgicas de la piel en las personas muy sensibles) por lo tanto su utilización es segura y no representa ningún riesgo para las personas.
El cáncer se puede detectar y tratar en su fase temprana, antes de que se extienda. Incluso si el cáncer se hubiese extendido, existen nuevos tratamientos y terapias que pueden ayudar tanto a sobrevivir como en la calidad de vida.
Es cierto que tener hijos y amamantarlos antes de los 30 años de edad reduce el riesgo, pero no por ello es una garantía contra el cáncer de mama.
El cáncer de mama puede volver en cualquier momento, aunque hay más posibilidades de que suceda en el lapso de los primeros 5 a 10 años. Por eso es muy importante cumplir con el seguimiento planteado por los profesionales y de por vida.
La mayoría de los nódulos en la mama NO son cáncer. Pero como también puede ser una forma de presentación de la enfermedad, todo nódulo u otro síntoma que aparezca en la mama debe llevarte a la consulta médica sin demora.
No hay ningún estudio científico que pruebe que los remedios de hierbas o suplementos nutricionales ayuden a curar el cáncer de mama. Algunas de estas medicinas alternativas afectan la eficacia de los medicamentos que los médicos prescriben habitualmente y pueden causar efectos secundarios o interferir con la efectividad de las terapias tradicionales. Es importante decirle al médico qué otros tratamientos está recibiendo el paciente.
Las "proyecciones adicionales" son necesarias para definir una imagen que no es clara en la mamografía, pero esta imagen “no clara” puede ser una masa benigna o simplemente mama normal.
¿Son las mamografías cómodas? No. Pero no producen un dolor insoportable, y la mayoría de las mujeres confirmarían lo mismo. Las mujeres que todavía menstrúan deben organizar su turno para la mamografía durante las dos primeras semanas de su ciclo menstrual, cuando sus mamas están menos sensibles. Si usted encuentra que las mamografías son dolorosas hable con la técnica que la realiza. Debe tener en cuenta que la compresión ayuda a tener una mejor imagen, que facilitará la lectura del médico radiólogo/a.
En general el cáncer de mama no causa dolor, pero su ausencia no excluye la posibilidad de cáncer. El dolor es un síntoma inicial de cáncer en un bajo porcentaje o en estadios avanzados. No hay relación entre el hecho de que un nódulo sea o no doloroso, con el hecho de que sea cáncer. Toda tumoración en la mama debe ser controlada por un médico.
La cirugía no causa la propagación del cáncer. Por el contrario, es un pilar fundamental en el control local de la enfermedad. Dejar el tumor sin tratamiento es el puntapié inicial para que la enfermedad progrese y se disemine.
Las técnicas actuales de radiación son seguras y efectivas para tratar el cáncer de mama y presentan pocas complicaciones. Los métodos utilizados en la actualidad minimizan la exposición del corazón, costillas y pulmones a la radiación. Puede ser que las mujeres sufran un oscurecimiento de la piel durante el tratamiento o un enrojecimiento similar a una quemadura por exposición solar. Esto desaparece una vez que termina el tratamiento.
Existe la falsa creencia que a los pollos se les inyectan hormonas para que logren un mayor crecimiento en menor tiempo. El crecimiento extremadamente rápido de los pollos de engorde es muy fácil de explicar y entender a través del mejoramiento genético que logran estos niveles de productividad. Por ende los pollos no cuentan con ninguna sobrecarga hormonal, y además es una carne blanca por lo que DEBE incluirse en toda dieta equilibrada.
Si bien es cierto que el pronóstico del cáncer de mama es mejor cuanto más pequeño sea, muchas mujeres se curan aun teniendo nódulos palpables. Siempre se está a tiempo para recibir tratamiento y mejorar.
Las punciones con agujas finas o gruesas se usan desde hace mucho tiempo para hacer diagnóstico. Son métodos seguros y NO diseminan la enfermedad. Las complicaciones que pueden ocurrir, con poca frecuencia, son hematomas y muy raramente infecciones.

¿Dónde te podés hacer una mamografía?

Si no tenés obra social podés hacertela sin cargo, solicitando turno en estos lugares

# Hospital Departamento Dirección
1 Casa de la Mujer Ciudad San Juan 504
2 Hospital Central Ciudad Alem y Salta
3 Hospital Lagomaggiore Ciudad Guillermo Cano s/n
4 Hospital Perrupato San Martin Canal Costa Montecaseros y Ruta Nac. N°50
5 Hospital Diego Arenas Santa Rosa Julio A. Roca 239
6 Hospital Gral. Las Heras Tupungato Las Heras y Monseñor Fernández.
7 Hospital Tunuyán Tunuyán Uruguay y Martín de Güemes
8 Hospital Schestakow San Rafael Comandante Torres 170
9 Hospital Enfermeros Argentinos General Alvear Emilio Civit s/n

Si tenés obra social podés hacertela en los prestadores que integran la cartilla de tu obra social

¿Sabías que..

por el decreto 392, las trabajadoras de la administración pública provincial tienen un día libre para realizarse estudios de prevención del cáncer de mama?

¿Qué vas a hacer?

Contale como prevenir el cáncer de mama a tu mamá, a tus hermanas, a tus tías, a tus amigas o a quien vos quieras.

Compartí en tus redes sociales:

Facebook Twitter Google LinkedIn Pinterest Email

Contaselo a una empresa que conozcás y pedile se sume a la iniciativa del decreto 392.

Email

Dale me gusta a nuestro facebook y mantenete informada